martes, 7 de julio de 2009

Accidente aéreo

Su sueño era volar.
Envidiaba a los pájaros libres que surcaban los cielos, a las águilas que usaban las corrientes de aire para dejarse llevar por ellas, incluso a las cometas de colores que volaban los niños.
El día de su dieciocho cumpleaños pidió el mismo deseo que todos los años: alas.
Esa madrugada sintió como una quemazón en la espalda que le despertó, asombrado vio las dos amplias alas de plumas blancas que le habían crecido, no podía creerlo, por fin su deseo se había cumplido.
Impaciente salío al balcón, subió a la barandilla y comenzó a agitarlas despacio, luego más rápido. Los pies se levantaron del suelo, siguió hacia arriba: dos metros, siete metros, cien metros, quería ir más y más lejos, alcanzar la luna.... pero cegado por el deseo de llegar a lo más alto se despistó, tropezó con una nube, se asustó y descendió rápidamente hasta estrellarse y convertirse en bronce.




Escultor: Miguel Angel Ruiz
Título: Accidente aéreo.
Expuesta desde 2005

La verdadera historia en la
Entrevista al autor








Safe Creative #1002165534344

3 comentarios:

ana dijo...

hooooola guapa, pobre , de un sueño a una desgracia ,esque hay que pensar muy bien lo que se sueña,no puede soñar uno agusto, pobrecico.bonita historia y muy bonitas fotos ,muchos besos

Laura dijo...

¿Que tal guapisima? Te tengo muy abandonada ultimamente, a ver si hablamos esta semana que viene.
Un besazo!

Flores dijo...

Tened cuidado con lo que soñais, seguro que se hace realidad.
Perdoname por no leer la verdadera historia me gusta esta.
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...