domingo, 21 de junio de 2009

Pardiez, una casa de pueblo en pleno centro.


Me bastaron la situación privilegiada en la que se encuentra y una fotografía del patio, para animarme a visitar la casa de uno de los amigos de mi estimado Alatriste en la que tuvieron alguna que otra reunión junto con el gran Quevedo y donde ponían a caldo a Góngora, el de la nariz superlativa, tal y como nos cuenta Iñigo de Balboa en "El caballero del jubón amarillo".

Así pues, con capa y espada me dirigí a este barrio de letras y piedras, teatros con alma de corral de comedias y encanto de un siglo de oro como los versos que salpican sus calles por las que anduvieron y lancearon más con pluma que con florete los grandes genios de nuestra literatura más universal.

Cerca de la misma que lleva su nombre, de la dedicada a Quevedo y para rematar en la de su más fiél enemigo, Cervantes, está la casa en cuestión, la de Lope de Vega: "fénix de los ingenios españoles", "fervoroso creyente aunque gran pecador".
Tuvo como huesped al Capitán Contreras, gran amigo y protagonista de su comedia El Rey sin Reino.



Restaurada a imagen y semejanza de como estuviera en la época, gracias al inventario que dejó hecho su hija, la visita es gratuita pero cara de conseguir, suele estar más que reservada asíque mejor llamar antes o te quedarás con las ganas de entrar y... "vuelva usted mañana" (lo digo por experiencia).

Os dejo con uno de sus poemas.


"A mis soledes voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.



¡No se que tiene la aldea
dónde vivo y donde muero,
que con venir de mi mismo
no puedo venir más lejos!



Ni estoy bien ni mal conmigo;

mas dice mi entendimiento
que un hombre que todo es alma
está cautivo en su cuerpo"









5 comentarios:

Flores dijo...

Si Lope de Vega hubiera sido inglés Schakespeare sería un mindundi cualquiera, pero el pobre hombre era español, que se le va a hacer.
La verdad es que no sabemos lo que hay en esa santa ciudad hasta que no nos paramos un momento y vemos todo con otros ojos.
Donde hay que firmar para suscribir el poema?

ana dijo...

jope que me an quitado la delantera tendré que ser más rapida xD.que lista es mi niña que bien se le dá escribir .aqui ya me pierdo la novela, poesia ,los libros no son mi fuerte ,jaja.besos guapa mas guapa

Laura dijo...

Que gran razón Flores, si esque somos unos acomplejados... el poema me encantó en cuanto lo leí.

Ana, si esque ultimamente vas tarde eh, jejeje, tu deja los libros que con que me leas a mi me conformo, tu si que eres guapa, jajaja :-D

Besos a los dos.

Carlos dijo...

Aun todavía cuando paso por ese lugar pareciera como si aquello que esconde en sus entrañas cobrara vida, las paredes, los balcones, las piedras, las voces y personajes que recorrían aquel Madrid de capa y espada.

Gracias por compartir tu Madrid recóndito, un placer recorrerlo.

Te dejo aquí http://asiria.blogspot.com/2009/11/sucedio-en-madrid-la-chica-del-abrigo.html
un relato que escribí sobre la calle Huertas, y es que esa calle conserva su encanto :)

Laura dijo...

No hay nada mejor que recorrer un lugar sabiendo que por esas mismas calles estuvieron personajes grandes de la historia.
Tu relato, como ya te dije en tu blog, es encantador y mágico.
Bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...