jueves, 29 de marzo de 2012

Un cuento

Érase una vez una chica casi transparente que vivía en una casita muy pequeña, en el Paseo Verde, a las afueras de la Villa de los Gatos. Tan pequeña era la casita que al tumbarse para dormir se le salían los pies por la ventana. Por eso iba con gusto a la Casa de Aprendizaje. Se llamaba Ele.
Al otro lado del Paseo vivía un chico casi gigante, en una torre tan alta que cuando miraba por la ventana podía ver las Montañas nevadas. Por eso iba a disgusto a la Casa de Aprendizaje. Se llamaba Ka.
En ella se cruzaron sus caminos.
Ka quedó hipnotizado por los alegres ojillos de Ele. Ele se rindió ante la traviesa sonrisa de Ka.
El día que llegó la primavera Ka se atrevió a decir a Ele lo que hacía tiempo ella estaba deseando escuchar "Quiero pasar más tiempo contigo".
Como todos los enarmorados grabaron un corazón con sus nombres en un árbol recóndito del parque olvidado donde pasaban las tardes esperando la aparición del gran cometa Hale-Boop.
Los días en que no había clase se acercaban al centro de la villa para perderse entre las calles del silencio, esconderse en el bosque retirado o  besarse frente a la casa del sombrero.
Así transcurieron largos años de pocas monedas pero muchas risas.
Buscaron un palacio pequeño en el centro del Paseo Verde pero les fue imposible encontrar uno que no tuviese grilletes. Así que decidieron alquilar un nido con dos balcones junto al río.
Tal día como hoy, muy bien acompañados y con un inmeso sol, regalo del abuelo, se prometieron la luna.
Lo celebraron con un paseo por la Plaza de la villa y suculentos manjares en A'casiña de campo.
A menudo suben al cielo en busca de una estrella entorno a la que gire su vida. Y serán felices y comerán perdices.


8 comentarios:

exmecr dijo...

Estoy completamente segura de que serán felices y comerán perdices, y de que encontrarán esa estrella que iluminará aún más sus hermosas vidas.
Precioso!

Juan Carlos dijo...

Norabuena. Hay que festejarlo, claro que si.
Salu2

Sagra dijo...

Muy bonito y seguro que siempre seran felices

Laura dijo...

Muchas gracias a los tres.

Ana dijo...

Que cuento tan bonito!! el Sol,la Luna,las Estrellas...las promesas más bonitas que se hicieron y que nunca olvidarán y eso será lo que los hará felices para siempre(un cuento es un cuento)y comieron perdices ;)

Laura dijo...

Me alegro que te haya gustado Ana. Un beso guapa.

Flores dijo...

Felicidades `por el buen montón de años que llevais juntos, recuerdo cuando era agradable que me saludaran dos jovenes risueños desde un banco del paseo o del parque; que bonito: muchas risas, que sigais riendo mucho; las estrellas siempre están ahí y vienen cuando a ellas les da la gana para iluminar aún mas tu vida

Laura dijo...

Gracias Flores :-D yo también os recuerdo con la pequeñina en el carrito.Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...