jueves, 26 de agosto de 2010

La casa del Reloj


El reloj ha marcado ya demasiadas horas en las muñecas manchadas de los que se reunen en esta casa para bailar agarrados el bolero.
María lleva el collar rehecho con perlas de otros ya rotos, los labios pintados para avivar una sonrisa casi permanente y mucho perfume dulzón de su marca de siempre.
La leve cojera no le ha impedido llevar paso ligero para no perder el autobús rumbo a Legazpi y con él dar esquinazo a las tristuras que ha dejado encerradas en casa junto a las miles de fotografías que empapelan las paredes y los cientos de adornos inservibles que
decoran los muebles. (No sabe lo que es el minimalismo ni falta que le hace).
Y allí estaba, en la sala de baile, como cada tarde. Pero ella ya no espera a que la saquen a bailar como hacía cuando era moza; si no llega su compañero habitual le pide la pieza al primero que la mira dos veces. Le importa poco el "qué dirán".

No tiene a quien darle explicaciones pues el cura lo dijo bien claro "hasta que la muerte os separe" y aunque algunos fuesen más papistas que el papa ella no quiso guardar más del luto necesario a aquel que decía no saber nada cuando le preguntaba de quién era el sujetador dos tallas más pequeño que había encontrado entre los cojines del sofá.
Claro que lo quiso, incluso le perdonó su debilidad por putas y prostitutas, aún le lloraba en su aniversario y le limpiaba la tumba el día de los Santos, pero ella estaba viva y quería disfrutar de esa nueva niñez que la vida la devolvía sesenta años después. La primera se la había robado el hambre y el trabajo en el campo como a tantos otros.
Ahora se creía más lista o al menos valiente, tanto como para no dejarse arrebatar esta segunda por las amarguras de aquellos que solo viven para criticar la felicidad de los demás porque no son capaces de buscar la suya propia.

Y los dolores.. bueno... ahí estaban, se sobrellevaban o se intentaban olvidar, esos buenos ratos eran su
fuerza vital
.

El edificio pertenece al complejo formado por trece naves que conforman el Matadero e Invernadero municipal, contruidos entre 1910 y 1925 por Luis Bellido en estilo neomudejar como tantos otros edificios de la zona y de la época.
En la década de los setenta quedó obsoleto y finalmente cerraría en 1998.
Hoy todo el complejo es un macroespacio cultural. Concretamente en la casa del Reloj se encuentra un centro de mayores que es lo que me ha llevado a escribir esta historia ficticia que podría corresponderse con la de cualquiera de los viudos y viudas que se reunen allí.

madridmmm madrid

Safe Creative #1008267154183

6 comentarios:

Flores dijo...

Uf¡¡¡
Buen tema, ya sabes por qué.
No tengo yo muy claro si lo ideal, una vez que pierdes lo que pierdes, es enterrarse en vida y perderse lo poco o mucho bueno que te puedas encontrar.
Yo cro que habría, primero intentar sacar lo bueno de lo que tienes para seguir adelante y, luego, seguir adelante siempre adelante.
La historia me ha gustado pero no has contado mucho de la casa del reloj...
Besos

Laura dijo...

Bueno, espero que no se malinterprete...simplemente creo que "el que dirán" siempre ha hecho mucho daño y más a las personas mayores. Hay que darle tiempo al tiempo, pero después, cuando lo peor ha pasado creo que hay que disfrutar de lo que te ofrecca la vida o intentarlo.
Hay una mujer, que ha sabido hacerlo,ya sabes, y a mi me inspira mucha admiración.
En cuanto a la casa del reloj... hay poco más que contar, simplemente que el centro cultural, pertenece al matadero y tiene estilo neomudejar ;-P. Venga bah, voy a ver si encuentro algún enlace en condiciones y lo añado.
Besos.

Flores dijo...

Ya me gusta mas...
Buscaré algo mudejar o neomudejar, por fastidiar un poco...
Besos

Ana dijo...

Muy bien contado,esa es la vida de casi todos los viudos y viudas que despues de su luto,más corto o más largo,cada persona necesita "su tiempo" para volver a empezar a vivir de nuevo ya que quedan atrapados en el dolor de perder a su amor y compañero de tantos años y el dolor.
quien es esa mujer de la que hablais??
bonitas fotos,besos preciosa.

Laura dijo...

Hola guapa!! bueno si no lo has adivinado, ya te diré quien es esa mujer :-) la conoces muy bien, se alegra mucho cuando se encuentra con alguien conocido, es viuda, se va con sus amigas a bailar, jejejeje, ya no te digo más ;-)
Besitos...

Ana dijo...

Ah...leve cojera,perfume dulzon,muy dulzon,ya caí del guindo jajja
y gracias a su alegria y simpatia sigue adelante.
besiiiiitos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...