lunes, 8 de marzo de 2010

De profesión: castizo

En Venecia profesión de generación: el gondolero ¿en Madrid? el barquillero.


Chulapo castizo dónde los haya lleva estas obleas y canutos por los sitios más típicos de la capital.
Yo me le encontré en El Rastro, no hubo manera de regatearle, claro, la crisis también les afecta,pero de regalo me llevé la foto.
Ahora buscando información me doy cuenta de que me topé con un barquillero de cuarta generación, de la familia de Felix Cañas Sacristán, la única que transmitió este oficio de padres a hijos, bien vendiendo en las calles, bien ayudando en el obrador, entre harina y azúcar. Todos gatos, gatos, ¡faltaría más!.

Con la ruletita, que además sirve de almacén, se hacía el juego del clavo. Consistía en poner una moneda y girar la ruleta, si había varios jugadores pagaba la ronda el que sacara el número menor. Un solo jugador podía tirar tantas veces como quisiera, acumulando los barquillos.Eso si, si caía en un clavo los perdía todos.
Aunque según la zarzuela "Agua, azucarillos y aguardiente"....




Cuando viene un señorito

y nos dice: vamos a jugar,
en menos que canta un gallo
la trampa está prepará.
Como están los clavos flojos
y la máquina desnivelá
por más que se vuelva mico,
que ni pa Dios que nos pué ganar.


6 comentarios:

Flores dijo...

No soy mucho de barquillos,
no están mal
y del rastro,
he ido mucho
pero ahora...
ni hablar.

Besos

danimetrero dijo...

uan vez intente hacerle una foto y me dijo que nanai de la china. que sin comprar barquillo no hay foto

Laura dijo...

Vaya Flores, que poético te veo :-)
Pues yo tengo ganas de volver al Rastro a curiosear sobre todo en los anticuarios. También estuve en una tienda de ropa antigua que era como irse al 1800, volveré para contarlo mejor.
Un beso.

Laura dijo...

Vaya Danimetrero... la verdad que se la hice después de comprarle, tendrás que pillarle desde lejos ;-)
Un saludo.

Ana dijo...

Que ricos barquillos me encanta su pasta dura con azucar...que ricos.
En cambio el rastro no me gusta nada hay demasiada gente,creo,recuerdo cuando era pequeña y nos llevaba mi padre algunos domingos y nos dábamos unas caminatas del copón y andando entre tanta gente(que agobio).
besos preciosa.

Laura dijo...

Claro Ana, esque hay que madrugar que si no te pilla la marabunta! jajaja
Un beso guapa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...