domingo, 4 de enero de 2009

Curiosa tienda de curiosidades

Para los que aún no han "enviado" la carta a los Reyes Magos os voy a mostrar un lugar donde buscar regalos. Lleva abierto más de veinte años según me comentó la persona que me atendió amablemente y que no tuvo ningún problema en que hiciera las fotos.


Bajando desde la plaza Mayor por la calle de Toledo, justo antes de llegar a la plaza de Puerta Cerrada, en una calle de oficio antiguo, latoneros, nos encontramos con una pequeña tienda cuyo escaparate rebosa magia, fantasía e ilusión. Pasar el umbral de la puerta es entrar directamente a la infancia, al siglo pasado cuando los juguetes mecánicos eran de hojalata, las muñecas de porcelana y las peonzas trompos de madera.
Aunque también caben robots, luces y aparatos digitales del siglo XXI.
Para los cinéfilos mitómanos nada mejor que despertarse con un reloj de Marilyn Monroe o alegrarse la vista con un poster de la siempre bella Audrey Hepburn.


Del techo cuelgan paraguas abiertos que desafían a la mala suerte con sus dibujos y colorines.



Te puedes pasar horas muertas mirando cada uno de los objetos que abarrotan las paredes y estanterías, a mi me encantaron los caleidoscopios y las mariquitas de metal. Pero mi preferido, sin dudarlo, el tío vivo.





Muy curiosa también la lechera pintada de rojo de la entrada que actúa como papelera, esa si que me recuerda al pueblo donde pasaba los veranos cuando era niña, dónde por cierto los reyes se llevaron mi preciado chupete.















Yo este año no me he portado muy bien, quizá me traigan carbón así que mejor me voy haciendo a mi misma un regalito, y creo que este cuaderno de notas me va a venir muy bien. Es tan bonito....
(Cualquier escusa es buena para darse un capricho y más de este tipo).


No olvideis visitarla, merece la pena.
Felices reyes.

2 comentarios:

Bea dijo...

A ver, a ver, una puntualización, lo que se llevaron los reyes magos en su época fue mi biberón! no se me olvidará nunca, creo que tengo un pequeño trauma con los sabores de la leche desde entonces, y es que nada sabe como un bibe de leche con nesquik calentito!!!!
Y me parece que las culpables de la desaparición de tu chupete fueron... las cabras del pueblo!!! jajajaj, a no ser claro que tuvieras tal vicio con el chupete como para que te lo "robaran" dos veces para que lo olvidaras!!!
BSsssssss!!!!

Laura dijo...

Bueno, quizá haya mezclado las historias, vete tu a saber... el caso es que no me digas que no recuerdas las lecheras. Son muy curiosas así como papeleras... pero son lecheras!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...