martes, 21 de septiembre de 2010

El chico de los ojos oscuros

Se alojó en el Hotel de las letras.


Desde allí podría observar sus movimientos sin problema y sin que sospechase. Un estirado más, con traje y ordenador portátil, trasladado a la capital por un tiempo determinado.
Al principio la veía como uno más, ni frío ni calor, solo tenía que encontrar la manera más fácil y menos arriesgada de acabar con ella.
Una noche la sorprendió en la terraza observándole con sus ojos gatunos y pudo ver en ellos el fuego de la pasión más encendida que jamás había sentido por una mortal.
Pudo sentir como ella quedó atrapada en esa mirada por lo que decidió que lo mas fácil sería forzar el típico encontronazo de película en el que chico choca con chica, se miran a los ojos, uno pidiendo perdón, la otra aturdida... y surge una conversación tonta que finaliza en un intercambio de teléfonos o un café en el hotel.
Fue precisamente en ese primer café cuando supo que le sería muy difícil llevar a cabo su trabajo.
Nunca había sentido nada, absolutamente nada, ni siquiera asco, por una víctima (si es que podía llamarse así). Sin embargo con ella le era imposible ser indiferente, no podía concentrarse en su plan, su jugosa boca entreabierta le apasionaba y le hacía olvidar la verdadera razón por la que estaba ahí.
La atracción era mutua y en un par de días el café lo tomaban en la habitación tras noches de lujuria en las que mientras ella mordisqueaba su cuello él seguía el ritmo de sus caderas
olvidando todo lo que era, alejando de su mente cualquier remordimiento y entregándose sin más a ese cuerpo sin alma por el que en esos momentos se sentía capaz de regalar la suya al igual que estaba haciendo con su esencia.
Después, cuando ella se marchaba, volvía a la realidad y se maldecía por su incompetencia, por no saber mantener la mente fría, ni el pantalón abrochado, pero sobre todo por echarla de menos.
Llevaba así unos meses y esa noche Daphne le había pedido que fuera a su terraza pues tenía preparado algo especial para él. Era el momento idóneo para tomar la difícil decisión. Sería mejor no pensar, se dejaría llevar.... y actuaría por impulsos: Acabaría con ella para siempre, pero ¿en qué sentido?



Safe Creative #1009217396691

13 comentarios:

esme2010 dijo...

Vaya Laurita, veo que cada vez te implicas más en tus "relatos inventados". Eso está bien, tal vez un día te animes y decidas alargar un poco más alguno de esos relatos y acabe convirtiéndose en una novela...Se supone que es una de las 3 cosas que toda persona debe hacer en su vida, ¿no?.

Laura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

inventados o no... quien sabe.
Laurita siempre nos sorprendes con tus historias aunque Daphne ya se la a "leido" por aquí mas veces,me suena su nombre.
Esperando la proxima entrega de Daphne,jajja.
besiiiitos

Laura dijo...

Claro Ana, Daphne la vampira, esta es la historia de su cazador :-)
Besos, guapa.

Flores dijo...

Je, je, como mola el cazador cazado visto desde el otro sitio..
Por cierto cual de las tres cosas esperas???????????, el arbol no... el libro no....¿¿¿¿¿¿¿¿¿?????????????
Besos

Laura dijo...

Flores tu solo te lo dices todo, parece que si todo va bien el año que viene seremos uno más en la familia. ;-)
Besos.

Toñi dijo...

bieeeeeeen,que vaya todo genial....todo llega....

Laura dijo...

Gracias Toñi :-)

Ana dijo...

Por fin una noticia buena.
muchas felicidades y ya verás como todo va bien.
cuídate mucho,besitos.

Flores dijo...

Enhorabuena¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

sagra dijo...

FELICIDAAAAAAAAAAAADESSSSSSSSSSSSSS,que bien otro primito,el proximo.........?todo irá bien ya verás.muakkkkkkkkkkkk

Laura dijo...

Gracias a todos de nuevo, finalmente no seremos uno más el año que viene, pero soy optimista y todo llegará.
Besos

Ana dijo...

Claro que sí que llegará aunque se haga rogar,mucho ánimo precioooosa.
besitos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...